Cosmética natural con pepinos

Los ingredientes de los productos cosméticos, en muchos casos, suelen incluir agentes químicos nocivos para la salud de las personas. Esto mismo puede suceder al utilizar remedios naturales a base de frutas y verduras que no sean de origen ecológico. Las verduras ecológicas, en cambio, son totalmente inocuas para la salud y pueden ser utilizadas con gran provecho en tratamientos de cosmética natural.

El pepino es uno de los elementos estrella en la cosmética natural. Por su alto contenido de aceites naturales y vitamina E el pepino es uno de los vegetales más recomendados para el cuidado de la piel de distintas partes del cuerpo. Al aplicar rodajas de pepino sobre la piel del rostro los aceites naturales de este vegetal pasan directamente a la piel sin intermediarios y sin los efectos perjudiciales de las cremas y productos cosméticos a base de elementos químicos.

Las mascarillas de pepino son ideales para aplicar después de una exposición prolongada al sol, en casos de dermatitis, granos, pústulas, quemaduras y congelación de la piel por frío excesivo. Para preparar una mascarilla de pepino se necesitan 2 pepinos cortados en rodas (no hace falta quitar la cáscara), 1 cucharada de aceite de oliva, 1 cucharada de barro, 1 cucharada de miel de caña y un cuarto de vaso de agua. Se llevan todos los ingredientes a la licuadora y se deja reposar la mezcla por media hora en el refrigerador. Después de limpiar con agua y limón la piel del rostro (se puede utilizar una esponja suave) aplicar la mascarilla de pepino reservada por no menos de hora y media. Limpiarla con una esponja suave.


Hugo

Deja un comentario