Las propiedades de la remolacha

La remolacha es una hortaliza originaria de la zona sur de Europa y con numerosas propiedades nutricionales. Las dos variedades de remolacha más difundidas en la actualidad son la remolacha roja y la remolacha blanca. De las dos la remolacha roja es la que más se utiliza con fines alimentarios. Desde hace varias décadas se sabe que la remolacha cuenta con diferentes propiedades que la ubican como uno de los anticancerígenos naturales más efectivos (es una hortaliza muy rica en flavonoides).

Si comemos la remolacha fresca en estado crudo podemos aprovechar, además, sus propiedades para prevenir la enfermedad cardíaca. El alto contenido en fibra de la remolacha lo hace un muy buen alimento para prevenir la constipación y favorecer el tránsito intestinal. También es un poderoso diurético que actúa de manera eficaz sobre el funcionamiento de los riñones (las personas que tengan piedras en los riñones, sin embargo, de verían consumirla con moderación).

Las remolachas son de las hortalizas con mayor contenido de azúcar, por lo que se sitúan como una de las mejores fuentes de hidratos de carbono en el reino vegetal (poseen casi un 10% de su peso neto total en carbohidratos).

La remolacha está indicada en casos de anemia (tiene bastante hierro). Es un vegetal rico en vitaminas B1, B2, B3 y B6. También tiene provitamina A y vitamina C, yodo, ácido fólico y potasio, entre otros minerales. Su consumo está recomendado tanto para personas con obesidad como para los que tengan un mayor gasto energético (atletas, deportistas). Vale destacar que las hojas de la remolacha también son comestibles.


Hugo

Deja un comentario