Variedades de pepino

La historia del cultivo del pepino tiene, al menos, 3.000 años. Hay evidencia de que los primeros cultivos de pepino tuvieron lugar en la India y en el sur de Asia. En las civilizaciones griegas y romanas era utilizado como un alimento básico. Posee un enorme porcentaje de agua y está indicado por sus propiedades medicinales para la recuperación en distintas afecciones y enfermedades (por ejemplo, gota, enfermedad del corazón, etc.). El pepino es un vegetal que siempre debe ser comido en estado crudo.

Los pepinos crecen en los meses del verano. La mejor temporada de este vegetal siempre comienza en el mes de junio y se extiende hasta septiembre u octubre (aunque en el resto del año también se puede disponer de este vegetal con facilidad la calidad no es la misma que durante esta estación).

El pepino es un vegetal que al alcanzar su máximo de maduración toma un color verde intenso. Al mismo tiempo debe ser lo suficientemente firme como para no quebrarse. Las variedades de pepino más extendidas son las siguientes: pepino corto, pepino francés y pepino holandés. El pepino corto (también conocido como “pepino español”) tiene una longitud que casi nunca excede los 15 cm. La piel de esta variedad es de color verde y tiene algunas trazas blancas o amarillas que cruzan su superficie en forma longitudinal. Esta es la variedad que se prepara en encurtidos. El pepino francés es un poco más largo que el anterior y tiene un color más oscuro aún. En extensión, el pepino holandés es el más largo de todos: hay ejemplares que pueden superar los 25 cm.


Hugo

Deja un comentario